Instalación agua sanitaria

“Cuando tienes niños pequeños no puedes quedarte sin agua caliente”Cuando éramos solteros, vivíamos en un piso pequeño en el centro. Teníamos un termo eléctrico y cuando nos quedábamos sin agua caliente, era horrible ducharse con agua fría, sobretodo en invierno. Ahora ya somos una familia y nuestras necesidades han cambiado: un piso más grande, muchaLeer más

“Cuando tienes niños pequeños no puedes quedarte sin agua caliente”

Cuando éramos solteros, vivíamos en un piso pequeño en el centro. Teníamos un termo eléctrico y cuando nos quedábamos sin agua caliente, era horrible ducharse con agua fría, sobretodo en invierno. Ahora ya somos una familia y nuestras necesidades han cambiado: un piso más grande, mucha luz, tres habitaciones… y claro, tampoco queremos estar preocupados por el agua caliente…

Además, siendo cuatro en casa, necesitamos ahorrar más que nunca, así que estuvimos mirando varias opciones. Para nuestro consumo, y después de hablarlo también con otros familiares y amigos, nos recomendaron el gas natural. Nuestro bolsillo nos lo está agradeciendo. Además la instalación fue más fácil de lo que pensábamos.

Ahora nos duchamos sin miedo. Eso sí, aunque una buena ducha de agua caliente sea de lo más relajante, seguimos sin gastar demasiada agua, ya que como dice mi hija Silvia: cuida del planeta y él cuidará de ti.