¿Se produce ahorro energético con el gas natural?

Comparamos el ahorro energético del gas natural frente a otros combustibles alternativos Gas natural

A lo largo de las distintas entradas de este blog, hemos hecho comparativas acerca de la usabilidad y ventajas que ofrece el gas natural frente a otras energías. Hoy vamos a dedicar este artículo para ir un poco más allá y entrar de lleno en un campo que preocupa en todos los hogares: el ahorroLeer más

A lo largo de las distintas entradas de este blog, hemos hecho comparativas acerca de la usabilidad y ventajas que ofrece el gas natural frente a otras energías. Hoy vamos a dedicar este artículo para ir un poco más allá y entrar de lleno en un campo que preocupa en todos los hogares: el ahorro energético.
¿Es realmente el gas natural la energía más económica? ¿Cómo se sitúa frente a sus principales competidores? En las próximas líneas vamos a indagar en todos los puntos clave que hemos de tener en cuenta, para considerar al gas natural la mejor energía en relación calidad precio.

El coste del gas natural

Es algo que hemos tratado en varias ocasiones en este blog. Hablar del gas natural es hacerlo de la energía más económica de las que actualmente existen en el mercado. En los últimos cinco años, el gas natural ha tenido un coste medio de 0,05 € por kilovatio, frente a los 0,08 €/kw del gasoil o los 0,13 €/kw de la electricidad.
Según estos datos, el ahorro energético con el gas natural no tiene rival frente al resto de combustibles del mercado.

La evolución de precios del gas natural y su estabilidad

La importancia del ahorro energético es fundamental para la economía familiar

Sin duda alguna la variación de la cuantía de nuestras facturas es un elemento de preocupación para todos los hogares y clave para el ahorro energético Siempre queremos saber qué gasto medio vamos a tener cada mes o cada año para optimizar nuestros presupuestos domésticos. En este punto, subrayamos que el gas natural es una de las energías más estables económicamente hablando. Si atendemos a datos oficiales, desde el año 2016 hasta el 2019, el precio por kilovatio apenas ha variado en comparación con otros combustibles como el propano.

Ahorro económico en las instalaciones

Uno de los factores que influyen en nuestro bolsillo, es el desembolso en las estructuras necesarias para disfrutar de otro tipo de combustible. El ahorro energético con el gas natural es evidente, pero aún hay más porque si nuestra vivienda está preparada, no tendremos que asumir ningún gasto extra. Sin embargo, instalar en nuestra casa un sistema de gasoil, implica la compra obligatoria de los dispositivos necesarios para su correcto uso, como el depósito y una caldera específica en cualquiera de los casos.

Ahorro económico en las instalaciones

Uno de los factores que influyen en nuestro bolsillo, es el desembolso en las estructuras necesarias para disfrutar de otro tipo de combustible. El ahorro energético con el gas natural es evidente, pero aún hay más. Según lo especificado en artículos anteriores de este blog, para instalar gas natural en nuestro domicilio necesitaremos la IRC o la IRI (En función de si se trata de una vivienda particular o de una comunidad) la acometida del gas y una caldera compatible si no disponemos de ella. Por lo general no nos hará falta nada de esto si vivimos en un bloque donde ya existe gas natural o en zonas de nueva construcción, pues suelen estar preparadas para esta energía. Hay muchas opciones de que no tengamos que gastar más dinero del necesario, pero si aun así hubiera que hacerlo, existen numerosas subvenciones públicas para ayudarnos e incluso cubrir en su totalidad ese desembolso.
Sin embargo, instalar en nuestra casa un sistema de gasoil, implica la compra obligatoria de los dispositivos necesarios para su correcto uso, como el depósito y una caldera específica en cualquiera de los casos.

Otras ventajas del gas natural

Queremos recordar que además del ahorro energético, el gas natural ofrece un gran abanico de aspectos positivos. Se trata de una energía limpia y de fácil dispersión, con lo que no existe riesgo alguno de intoxicación, es una energía segura. Ofrece suministro continuo, garantizando un absoluto confort en el hogar, por lo que solo nos tendremos que preocupar por disfrutar de esta energía. Esto no pasa con el propano o el gasoil, cuyo depósito tendremos que rellenar tantas veces como necesitemos, con el consiguiente riesgo de quedarnos sin suministro.
Ya es una realidad que parte de su origen puede ser renovable, por lo que contribuye a reducir el impacto medioambiental al aprovechar la energía que generamos con nuestros residuos o el agua de los alcantarillados de pueblos y ciudades, fomentando el desarrollo de la economía circular. El gas renovable se utiliza para los mismos usos y aprovecha la red de infraestructura existente en nuestro país.
A sus aplicaciones en la cocina, el agua caliente sanitaria o la calefacción ya es una realidad creciente en la movilidad y en la contribución a la mejora de la calidad de aire que respiramos.

Conclusiones: El ahorro energético del gas natural es superior al de otras energías

Después de haber analizado a los principales competidores energéticos del gas natural, podemos concluir que no tiene rival en cuanto a ahorro energético. Ya sea por precio medio o por las infraestructuras que hacen falta para poder suplir al gas natural con sistemas alternativos, la elección es clara. Por otro lado, las ventajas que ofrece el gas natural van más allá de su ahorro energético. Como hemos comentado, se trata de una energía limpia que no emite residuos a la atmósfera, que es totalmente segura y renovable. Si a eso le sumamos su bajo precio, sin duda se trata de la mejor solución para generar ahorro energético en nuestro domicilio.