Cocinar con gas natural también te ayuda a ahorrar

Pareja en la cocina, cocinando espaguetis con gas natural Ahorro

La mayoría de familias busca poder ahorrar también en su factura energética. ¿Sabes que cocinar con gas natural puede ayudar a tu economía? Comparamos la cocina eléctrica y la de gas natural para que puedas comprobarlo.

Las placas eléctricas y las cocinas de gas natural no se diferencian demasiado en el coste de adquisición, por lo que este factor no debe ser tenido en cuenta a la hora de elegir una u otra. Donde empezamos a encontrar diferencias notables es en el coste energético a largo plazo, que en función del consumo puede ser significativo.

Cocinar con gas natural te saldrá mucho más barato, especialmente si tomamos como referencia la vitrocerámica convencional (que tiene un consumo eléctrico muy elevado). En poco tiempo podrás ver cómo el horno y la placa de tu cocina de gas natural consumen mucho menos, haciendo que tu factura baje considerablemente.

¿Cuánto puedo ahorrar si cambio mi cocina eléctrica por una a gas natural? Vamos a darte algunas ideas en base a distintas situaciones y estilos de vida.

Con la cocina de gas natural, cuánto más cocinas, más ahorras: si lo haces a diario y, por tanto, preparas 14 platos semanales, podrás ahorrar cerca de 43€ al año.

Si además de para cocinar usas el gas natural para el agua o la calefacción, ahorrarás más: si vives solo en un apartamento de aproximadamente 40 metros cuadrados con pequeños electrodomésticos, con gas natural ahorrarás 218,47€ al año. Si vives con tu pareja en un piso ligeramente más grande (60 metros), con gas natural ahorrareis 385,63€ al año. Pero si vivís en apartamento de 80 metros cuadrados y sois una familia de 4 personas con gas natural ahorrareis 659,20€ al año.

Estos cálculos se han realizado tomando como referencia la ciudad de Madrid, pero tú mismo puedes hacer una estimación de cuánto puedes ahorrar entrando en nuestro comparador de energías de gas natural.