Cocinita de gas natural hecha con una caja de cartón

Padre e hijo fabricando una cocina de juguete con fogones de gas natural Do It Yourself

En estos días en los que pasamos mucho tiempo en casa y ya no sabemos qué inventar para tener a los niños entretenidos, ¿qué te parece si fabricamos con una caja de cartón una cocina a tamaño real de las de gas natural de toda la vida?

Los niños pasan por una etapa muy importante en su desarrollo en la que, a través de los juegos de imitación, pueden aprender y dominar las habilidades necesarias para desenvolverse en la sociedad. Además, ahora , , más que nunca, nos están viendo cocinar a diario, por lo que es el mejor momento para que jueguen a imitarnos y aprendan.
Así que, te proponemos un plan: hacerles su propia cocinita de gas natural.

Materiales:

• Una caja de cartón de tamaño mediano
• Unos tapones de plástico para los mandos
• Cuatro CDs que ya no utilicemos
• Un trocito de cuerda.
• Tijeras y cúter
• Cinta adhesiva
• Pegamento
• Rotuladores o pintura

Pasos a seguir:

• Cerramos la caja y la sellamos con cinta adhesiva para que no se abra.

• Abrimos con un cúter una abertura (a modo de horno) en la que haremos dos pequeños orificios y meteremos los extremos de la cuerda, de manera que nos quede un tirador para poder abrir y cerrar la puerta del horno.

• Para hacer de mandos, pegamos en la parte frontal los tapones de plástico de colores de envases reciclados .

• A modo de fogones de gas natural, en la parte superior de la caja pegamos los 3-4 CDs , que además dan un bonito toque brillante que encanta a los peques.

Si tenemos otro trozo más de cartón podemos preparar un frontal superior donde enganchar el menaje de cocina necesario para jugar en ella.

• Recortamos un trozo que se adapte al tamaño de la caja y lo grapamos por la parte posterior o lo pegamos con un pegamento resistente. Después, en la parte de delante y arriba, pegamos varias perchas individuales de plástico para colgar los cacharritos de cocina.

Os quedará un juguete reciclado muy bonito con el que los pequeños pueden pasar un buen rato jugando.

Si tú eres de los enamorados de la cocina con gas natural, y cuando piensas en cocina, no puedes evitar pensar en los fogones, este es tu DIY. Porque es mucho más fácil “pillarle el punto” a la comida cocinando con gas natural y al final está mucho más sabrosa. A parte del ahorro, eficiencia energética y comodidad que nos aporta el gas natural.