¿Cuándo y cómo cambiar la caldera de gas natural?

cambiar caldera de gas Caldera

Los costes, las molestias y los posibles problemas que conlleva: éstas son las cuestiones que nos hacen retrasar el cambio de la caldera de gas natural en nuestros hogares. En este artículo vamos a explicaros el cuándo y el cómo debéis tomar esta decisión para mejorar en confort y ahorro.

Cambiar una caldera de gas: Consejos y datos a tener en cuenta

Llega un momento en la vida de una caldera de gas natural en la que la mejor decisión es cambiarla por una nueva, el problema es saber cuándo hacerlo. No es que se les coja cariño y nos de pena deshacernos de ella, pero es cierto que es una inversión a tener en cuenta y es difícil dar el paso. El cambio de una caldera de gas es una acción necesaria que no solo se amortizará en pocos meses gracias al ahorro en la factura energética, sino que además ayudará a mejorar el confort de tu hogar gracias a las funciones de los nuevos modelos.

¿Cuándo es el mejor momento para cambiar tu caldera de gas?

Existen una serie de parámetros que nos dan pistas sobre el momento idóneo para sustituir nuestra vieja caldera de gas por un equipo nuevo. No existe una fecha de caducidad como tal, pero sí una serie de marcas que nos hacen pensar en una sustitución en favor de un mayor rendimiento y un menor consumo.

Aquí van algunos:

  1. Si nuestra caldera tiene más de 10 años es buen momento para cambiarla, ya que habrá perdido gran parte de su eficiencia por el paso del tiempo, que sumado a la mejor eficiencia de las nuevas calderas podremos ahorrar mucho dinero al año.
  2. Si el equipo sufre constantes pérdidas de presión o fugas de agua, podemos estar hablando del fallo de alguna de las piezas más importantes de la caldera de gas como el vaso de expansión. La compra de uno de esos componentes supone en la mayoría de los casos una parte muy importante del coste total de una nueva caldera de gas.
  3. Si las recomendaciones del Servicio Técnico tras realizar la prueba de combustión, nos habla de un rendimiento inferior al estándar, será un buen indicativo para plantear un cambio de nuestra caldera de gas. Evidentemente, la pérdida de rendimiento de un equipo de calefacción como otro cualquiera, aumentará con el paso de los años. Atender a las indicaciones de un profesional de la energía, es la mejor pauta para valorar una nueva instalación.
  4. Fallos constantes en el suministro de agua caliente sanitaria y el funcionamiento de la calefacción. Aunque pueden ser debidos a otros factores ajenos a cambiar la caldera de gas, son algunas señas que hemos de tomar en consideración. Más aún cuando estas se produzcan de forma habitual.
como instalar el gas natural

He decidido cambiar mi caldera de gas, pero ¿cuál compro?

Actualmente existe una gran variedad de calderas de gas natural entre las distintas marcas que actúan en el mercado nacional.  Existen precios y características muy distintas, adaptadas a cada bolsillo o tipo de vivienda.   A la hora de realizar el cambio de nuestra caldera de gas, hemos de tener en cuenta los siguientes factores:

  • Número de metros cuadrados de la vivienda.
  • Número de plantas.
  • Número de cuartos de baño.
  • Disponibilidad de conexión a la red de gas natural.
  • Situación geográfica de la vivienda (No es lo mismo el rendimiento en un lugar muy frío que en uno más cálido).
  • Espacio físico para la instalación del equipo en función de sus dimensiones.

Características como el caudal, la cámara de combustión, la potencia o la eficiencia, son claves para valorar el cambio de nuestra caldera de gas. Este último punto, la eficiencia energética, es algo muy importante en la toma de la decisión. Gracias a la etiqueta adjunta a cualquier equipo eléctrico, podemos evaluar el nivel de gasto potencial que obtendremos. No será recomendable adquirir un producto que esté por debajo de la calificación “A” si queremos notar la diferencia en nuestro bolsillo y por supuesto en el medio ambiente.

Conclusión

Estas son solo algunas pequeñas indicaciones que hemos de tener en cuenta a la hora de afrontar un cambio de caldera de gas. Pero como siempre, os recomendamos conectar con un profesional del sector para que os aconseje sobre el equipo que más se adapte a vuestra vivienda o necesidades para obtener el mejor confort con el máximo ahorro.