¿Cómo se regula la temperatura en las calderas de condensación? ¡Todo lo que hay que saber!

temperatura caldera condensación de gas natural Experto de gas natural

Es importante regular bien la temperatura en la caldera de condensación para adaptar el funcionamiento del quemador a las necesidades de los circuitos de calefacción y de agua caliente sanitaria, y así, ahorrar energía y contribuir en la defensa del medio ambiente, por eso, desde Nedgia queremos ayudarte con este artículo.

¿Qué es y cómo funciona una caldera de condensación?

Las calderas de condensación son calderas de gas natural que aprovechan el calor que se genera al enfriar el vapor de agua contenido en los humos de la combustión, antes de que estos se vayan por la chimenea.

En las calderas estancas, estos humos se van directamente por la chimenea sin aprovechar su poder calorífico. El calor recuperado se utiliza para precalentar el agua que retorna más fría del circuito de calefacción y se termina de calentar en el quemador de la caldera. Con lo que se necesita menos cantidad de gas natural para su correcto funcionamiento y conseguimos un mayor ahorro.

¿Cuál es la temperatura óptima de una caldera de condensación?

La temperatura óptima de la caldera de condensación varía en función de si tenemos radiadores o suelo radiante de gas natural:

  • Sistema de calefacción por radiadores de gas natural: la temperatura óptima de la caldera debe estar entre los 60ºC y 70ºC.
  • Sistema de calefacción por suelo radiante de gas natural: la caldera debe estar entre los 35ºC y los 45ºC, sin superar nunca los 50ºC.

También es importante regular la temperatura del agua caliente sanitaria de los grifos en la caldera: entre los 40ºC y 50ºC.

Por debajo de los 53ºC, la caldera de gas natural consigue un ahorro considerable.

Hay que tener en cuenta el municipio en el que vivimos, no es lo mismo vivir en una zona fría que en una cálida. La instalación de la calefacción se hace teniendo en cuenta la temperatura mínima estimada de la zona en la que residimos. Sin embargo, esa temperatura no se da todos los días, por lo que la temperatura de la caldera se podría bajar cuando no estamos en ola de frío.

Consejos para regular la temperatura de una caldera de condensación

Se puede subir y bajar la temperatura de la caldera en el propio aparato cada cierto tiempo según cambien las temperaturas, pero existen sistemas que permiten regular de forma automática la temperatura sin necesidad de estar pendiente:

  • Sonda de temperatura exterior: dependiendo de la temperatura exterior se modifica la temperatura de la caldera de forma automática.
  • Termostatos modulantes: Estos termostatos miden constantemente la diferencia entre la temperatura alcanzada y la que se desea para modificar la temperatura de la caldera automáticamente.

Consejos para que tu calefacción de gas natural sea más eficiente

Si optimizamos el uso de la calefacción, este invierno podremos ahorrar bastante energía si seguimos unos sencillos consejos a la hora de caldear la casa.

  • No apagar la calefacción, si no programarla con un termostato, la temperatura recomendada es de 19ºC a 21ºC durante el día y de 17ºC a 18ºC por la noche.
  • Vigilar la temperatura del agua de los radiadores que debe circular a unos 60 grados como máximo. Actualmente los radiadores de baja temperatura funcionan con una temperatura del agua de entre 35 y 40 grados.
  • Instalar válvulas termostáticas en los radiadores de gas natural para que se ajuste automáticamente la temperatura en cada radiador en función de los grados de la habitación.
  • Comprobar la presión del agua. Con la caldera en frío y con la bomba parada, la presión debe oscilar entre 1,2 y 1,5 bar.
  • Purgar los radiadores, siempre con la calefacción apagada y con los radiadores fríos. Cuando no hay movimiento en el circuito de la calefacción a gas natural, el aire se queda en la parte alta del radiador, lo que facilita el purgado.
Termostato de última generación de gas natural

Tipos de termostato

Los termostatos tienen un papel importante en el funcionamiento de tu caldera, miden la temperatura que hay en la vivienda y la mantienen constante.

  • Termostato digital programable. Este permite programar la temperatura de nuestro hogar según horarios y días de la semana, para que se adapte a nuestro ritmo de vida y encontrarnos siempre la casa caldeada al llegar a casa.
  • Termostato modulante. Es el termostato más eficiente, ya que modifica la temperatura de la caldera cuando se alcanza el calor deseado en el hogar.
  • Termostato de última generación. Estos tienen la misma función que los digitales programables, pero disponen de WiFi y se pueden controlar desde una app en el móvil o incluso desde dispositivos de control de voz como Alexa o Google Home.

Y si todavía no dispones de la instalación del gas natural, ahora Nedgia te lo pone fácil, contrátalo on-line con nuestro MarketGas.