¿Qué presión debe tener una caldera de gas natural?

Mandos de la caldera de gas natural Experto de gas natural

¿Tienes una caldera de gas en casa, en tu empresa o en tu local comercial?
Ten en cuenta que la caldera debe tener una presión específica para su óptimo funcionamiento, ya que así el agua circulará de forma eficaz por el circuito.

Su presión debe oscilar entre 1,5 y 2 bares. Si la cifra cambia, podría incrementarse el gasto energético o incluso llegar a causar una avería si esta situación se prolonga en el tiempo

¿Quieres conocer cómo funciona la presión en una caldera? En Nedgia te lo explicamos. ¡Sigue leyendo!

¿Cómo se mide la presión?

Antes de medir la presión de tu caldera ten en cuenta que esta puede cambiar en función del uso que le des a lo largo del día.

Si la calefacción está encendida, la presión puede subir al expandirse y calentar tanto el agua de las tuberías como la de los radiadores. Una vez que se apaga y se enfría, vuelve a bajar.

Para obtener una lectura exacta, deberás medir la presión en frío y con la bomba apagada.

Como te decíamos, el resultado debería oscilar entre los 1,5 y los 2 bares. Si no es así, es importante modificarla para evitar averías. En seguida te enseñamos cómo pero antes veamos los problemas que se pueden ocasionar en tu caldera si la presión no es la adecuada.

Averías según la presión de tu caldera

Para asegurarte de que tu caldera esté funcionando con la presión adecuada, no olvides consultar el manual de instrucciones, ya que esta medida puede variar dependiendo de la marca.

Sin embargo, en términos generales te podemos decir que cuando la presión de la caldera de gas se encuentra por debajo o por encima de 1 o 2 bares, esto puede ocasionar dos tipos de averías.

Avería por una presión baja

Las calderas están fabricadas para controlar los saltos de presión por medio de una válvula de alivio.

Si la caldera de gas pierde presión, se bloqueará por seguridad para evitar daños más severos.

Para revertir el bloqueo, sigue estos sencillos pasos:

  1. Abre la llave.
  2. Cuando alcance el nivel adecuado, ciérrala de nuevo.

Si el bloqueo persiste o no sabes cómo hacerlo, ponte en contacto con el servicio técnico.

Avería por una presión alta

Cuando la caldera de gas sobrepasa la presión máxima, la válvula de seguridad de la calefacción se abre para liberarse. Esto ocurre porque el vaso de expansión de la caldera no puede absorber el aumento de la presión del agua circulante.

Si observas que el manómetro de presión de agua sube por encima de los 2 bares, la válvula de alivio de presión podría estar fallando.

Un mal cierre de las llaves de carga o algún desperfecto en el sistema también pueden subir la presión de la caldera.

En estos casos, lo más recomendable es la revisión de la caldera por parte de un técnico cualificado.

¿Por qué baja la presión de la caldera de gas?

Una caldera de gas pierde presión por varias razones. Las más frecuentes son las fugas o las entradas de aire.

Cuando la pérdida es constante, es necesario localizar la fuga y repararla. Si sólo se trata de una entrada de aire, la solución se consigue al purgar los radiadores.

Un mal funcionamiento en el vaso de expansión o en la válvula de seguridad también pueden bajar la presión de tu caldera.

Cómo comprobar si tu caldera de gas pierde presión

Comprobar la presión de una caldera de gas natural es muy sencillo, ya que suelen tener un manómetro de presión de agua para medirla.

La mayoría de las calderas marcan en verde la zona entre 1 y 2 bares. Otras marcan en rojo aquellas zonas por debajo de 1 o por encima de 2 bares.

Las más avanzadas tecnológicamente, cuentan con una pantalla LCD que permite visualizar este y otros datos del equipo.

Si el manómetro de presión de agua es inferior a 1 bar, es posible que la caldera esté perdiendo presión.

Cómo mantener la presión de tu caldera

La revisión anual de las calderas, es una de las claves para mantener la presión en su justa medida.

También es recomendable medir la presión mensualmente y purgar los radiadores una vez al año.

¿Cómo subirla?

Si notas que la presión de la caldera se encuentra por debajo de 1 bar, se debe recargar el sistema con agua.

Para hacerlo, deberás seguir las siguientes pautas:

  1. Abre la llave de llenado de la calefacción gradualmente y en sentido contrario a las agujas del reloj. La llave está ubicada en la parte inferior de la caldera.
  2. Cuando la presión se sitúe entre 1 y 1,5 bares, cierra la llave de llenado para que no siga entrando agua al sistema.
  3. Enciende la caldera y comprueba que esté funcionando de manera correcta.

Antes de seguir estos pasos, asegúrate de que la caldera esté apagada y fría.

Si vuelve a bajar la presión de la caldera, podrían existir fugas de agua, un error en el manómetro o algún desperfecto en el sistema de calefacción. Si esto ocurre, no hay de qué preocuparse, simplemente contacta con un técnico cualificado para resolver el problema lo antes posible.

¿Cómo bajarla?

Si la presión es muy alta, lo más probable es que sea necesario purgar los radiadores.

Para hacerlo sigue estos pasos:

  1. Acciona la válvula que se encuentra en el extremo superior del radiador con una llave.
  2. Cuando haya liberado todo el aire y empiece a salir agua suelta la presión.

El buen funcionamiento de una caldera no sólo depende de la purga de sus radiadores de forma anual, sino que además requiere un mantenimiento básico.

La revisión periódica de la caldera de gas de tu vivienda y/o comunidad es obligatoria por ley cada 5 años y es un servicio que obtendrás de forma gratuita con Nedgia.

Este es solo uno de los beneficios que ofrecemos a todos nuestros clientes. ¿Aún no dispones de instalación de gas natural con nosotros? Contrata ya nuestros servicios online y disfruta de todas las ventajas que te ofrecemos ¡Te esperamos!