¿De qué color debe ser la llama de los fogones de gas natural?

fogones de gas natural, uno de ellos funcionando Experto de gas natural

Cuando tenemos un problema con algún aparato de la cocina, normalmente no nos damos cuenta hasta que deja de funcionar, pero en el caso de los fogones a gas natural lo podemos ver con un solo vistazo. La llama de los fogones de gas natural tiene que ser siempre azul, pero si la llama es amarilla o naranja, es posible que se haya producido monóxido de carbono.

Cuando la cantidad de oxígeno que se combina con el combustible es insuficiente, la combustión no se produce correctamente y el monóxido de carbono hace su aparición. Cuando esto ocurre, la llama adquiere un tono amarillento.

Resumiendo: si el azul de la llama empieza a tornarse en amarillo o naranja, por seguridad debemos revisar el aparato y el sistema de ventilación, y llamar a un instalador autorizado para que revise la instalación y corrija el error.