¿Por qué los chefs prefieren cocina de gas natural?

Cocción

Los profesionales de la cocina saben que cocinar con gas natural es la mejor opción para obtener los mejores resultados. El manejo del fuego y el control de la textura y sabor de los alimentos es distinto, más eficiente y minucioso. Es el valor añadido que toda cocina profesional necesita para diferenciarse y captar a los paladares más exigentes, una forma de cocinar más sana, con menús que conservan todas sus vitaminas y proteínas.

¿Cuáles son las 5 ventajas que aporta la cocina de gas natural a los chefs?
1. Respuesta inmediata en el encendido

La espera no es una opción en los restaurantes. Esta modalidad garantiza a los cocineros la temperatura que necesitan de manera instantánea. También se puede proceder a enfriados más rápidos, lo que facilita “navegar” de fuego intenso a fuego lento en un abrir y cerrar de ojos. Este tipo de instantaneidad es especialmente importante cuando se elaboran recetas delicadas como salsas. En muchas de ellas las temperaturas calientes que duran demasiado tiempo podrían significar la diferencia entre una consistencia cremosa y otra más bien liquida.

2. Máximo control

El control de la temperatura es otro de los pilares fundamentales para los chefs profesionales. Con la vitrocerámica a veces hay que mover la sartén lejos del quemador para ayudar a que el contenido se enfríe más rápido, pero con el gas natural esto no es necesario ya que el calor se distribuye de forma uniforme. Además, permite controlar visualmente la llama y regular su intensidad.

3. Mayor variedad de utensilios de cocina

Las cocinas de gas natural aportan una mayor variedad de utensilios compatibles con sus características. Por ejemplo, en vitrocerámica solo pueden emplearse sartenes y ollas perfectamente planas, pero en una cocina de gas natural puedes usar un gran abanico de recipientes para cubrir todas las necesidades, desde los de hierro hasta los de barro.

4. Fácil de limpiar

Al igual que ocurría con la vitro, estas cocinas también son fáciles de limpiar. Su gran ventaja reside en que no hay que ir con cuidado para evitar rallar la superficie. Con los quemadores de gas natural únicamente hay que quitar la rejilla de acero, eliminar los restos de alimentos y usar un aerosol complementario para rematar el trabajo. Esto es vital, teniendo en cuenta que los restaurantes requieren de limpieza constante e impoluta.

5. Máxima creatividad

Los chefs pueden ser mucho más creativos trabajando en cocinas de gas natural. La gran cantidad de recursos y utensilios compatibles les permite probar una infinidad de opciones, desarrollando mucho más su creatividad culinaria.