¿Qué es el gas natural?

El gas natural se obtiene del subsuelo a través de bombas de extracción Gas natural

El gas natural está presente en nuestros hogares desde hace varias décadas. Gracias a él hemos mejorado de manera sustancial el confort en nuestro día a día, si de materia energética hablamos.

Tiene numerosas ventajas y en la actualidad se ha convertido en algo tan común como el agua caliente o la electricidad. Sin embargo, para muchas personas esta energía todavía es una desconocida. En las siguientes líneas vamos a profundizar en este combustible que nos ayuda tanto a vivir mejor.

¿De qué se compone el gas natural?

El gas natural no es un elemento puro, sino que está compuesto por varios elementos que lo hacen único frente a sus competidores. Está compuesto principalmente por hidrocarburos, donde el metano es el elemento que más presencia tiene. Aparecen además otros añadidos como el butano, el propano, el etanol, el dióxido de carbono o agua entre otros componentes.
Esta lista de ingredientes que posiblemente nos sonará extraña, conforma una receta de un alto poder calorífico. Eso significa que, en su combustión, generan una energía muy superior a la mayoría de los combustibles que consumimos. Es decir, con poco volumen de este gas podemos obtener mucho calor.

¿Dónde se encuentra el gas natural?

Hablamos de un combustible fósil que se encuentra en el subsuelo, bien sea protegido por rocas porosas o adjunto a yacimientos petrolíferos. A menudo se asume que el gas natural únicamente se encuentra en estos últimos, pero no siempre es así. Es cierto que a través de las explotaciones petrolíferas se extrae gas natural, pero no es el único lugar donde se puede encontrar. Además, pasaron muchos años hasta que en dichas instalaciones se estimó a este compuesto como un potencial combustible. De hecho, lo más normal era desecharlo.
El gas natural es el resultado de la degradación de la materia orgánica desde tiempos prehistóricos que, gracias a la presión, a su descomposición y a las altas temperaturas entre otros procesos químicos, acabó definiéndose bajo tierra en el estado en el que lo conocemos.

¿Cómo se extrae el gas natural?

El gas natural se transporta a través de grandes gaseoductos hasta nuestro hogar

Para extraerlo se perfora el suelo con sofisticados métodos que permiten alcanzar el extracto donde se acumula. Una vez realizado ese proceso y gracias a una potente bomba de extracción, se consigue el gas crudo.
El siguiente paso es refinar el producto, puesto que como hemos explicado en el artículo el gas natural está compuesto por distintos elementos y algunos de estos, como el agua, se deben eliminar antes de poder ser utilizados. Gracias a un complejo proceso de licuación, se obtiene el gas natural que llegará a nuestras casas. Para ello es transportado a través de gaseoductos que son grandes tuberías preparadas exclusivamente para esta misión.

Características principales del gas natural

Son muchas las ventajas que nos ofrece el gas natural como hemos comentado en este blog en numerosas ocasiones. Hablamos de una energía que es ante todo limpia y que cuida la calidad del aire que respiramos. Gracias a su capacidad de disipación es además segura y el riesgo de intoxicación por fuga es inexistente. Pero lo que seguramente marca la diferencia respecto a otras energías es su poder calorífico, puesto que podemos obtener, gracias a su combustión, una cantidad de energía que es inasumible si pensamos en otros combustibles. Esta característica es algo que permite definirla como una de las energías más económicas y con los precios más estables de los últimos 15 años.
El gas natural es una energía limpia que proporciona confort en todo el hogar. Por las múltiples ventajas que ya hemos comentado, pero también porque es una energía de suministro continuo, no necesita cambios de bombonas o carga de depósitos por lo que no ocupa espacio y además no genera contaminantes locales que afectan a la salud de las personas. Su canalización, a través de la extensa red de distribución existente en nuestro país, ofrece al cliente comodidad para disfrutar de agua caliente al instante, duchas sin interrupciones y la calefacción homogénea en todos los rincones del hogar.

Conclusiones: El gas natural es una energía limpia y natural

En este artículo hemos tratado de explicar que el gas natural es una energía que procede directamente de la naturaleza y que obtenemos gracias a procesos de cientos de miles de años. Hoy en día está implantado en la mayoría de los hogares gracias a las numerosas ventajas que ofrece. Si tú todavía no disfrutas de este combustible, no dudes en contactar con tu distribuidora.