Repostar gas natural en tu vehículo te llevará solo un par de minutos

Repostando fácilmente con gas natural comprimido Gas natural vehicular

El proceso de repostaje de un coche a gas natural es similar vayas donde vayas. Una vez que estás en la gasinera, llenar un depósito de gas natural no supone más tiempo que llenar un depósito de combustible tradicional. En solo unos minutos habrás realizado el repostaje y podrás continuar tu viaje.

Te mostramos todo el proceso:

  Si la estación de carga tiene una puerta en el surtidor, debemos introducir y retirar la tarjeta en la ranura correspondiente para su apertura.

• Introducimos la tarjeta
• Seguimos los pasos que aparecen en pantalla,
• Con tarjeta bancaria debemos seleccionar un importe con antelación, aunque sólo se cobrará la cantidad realmente repostada. Para realizar una carga completa, será necesario seleccionar un importe superior al estimado.
• Cuando la pantalla informe que se está listo, podremos retirar la tarjeta.

  Descolgamos la manguera del surtidor y la acoplamos en la toma de carga del vehículo. Existen dos tipos de mangueras:

• En las mangueras tipo pistola, alineamos la toma y presionamos el gatillo para liberar la válvula de seguridad e iniciar la carga, el gatillo se retiene de forma automática mediante el seguro que fija el gatillo (marcado con una flecha naranja en el gatillo) por lo que se puede soltar la manguera.
• Las mangueras con palanca deben acoplarse con la flecha apuntando a nosotros. Una vez alineada y acoplada, giramos 180º la palanca hasta que la flecha apunte al vehículo para liberar la válvula de seguridad

  Pulsar el botón verde de “Marcha” para iniciar el suministro. En cualquier momento podemos finalizar la carga pulsando el botón rojo “Parada”. En caso de desconexión accidental de la manguera, un dispositivo de seguridad cortará automáticamente el suministro.

  Una vez terminada la carga, aparece un mensaje de aviso en el surtidor para indicarnos el fin de la carga.

  Para retirar la manguera, en el tipo pistola debemos presionar el gatillo para liberar el seguro. En el caso de mangueras con palanca, giramos la palanca 180º hasta que la flecha apunte hacia nosotros.

  Colocamos la manguera en el surtidor, presionando hasta notar el encaje en el soporte.

  Si deseamos recibo del repostado, volvemos a introducir la tarjeta en el módulo de pago o pulsamos el botón de recibo especificando el surtidor de repostaje.

  Finalmente, si la estación tiene una puerta en el surtidor, esta se cerrará automáticamente avisando mediante una alerta acústica.

Descubre más beneficios del gas natural vehicular:
medio_ambiente

Beneficios

medioambientales

 Reducción a “casi-cero” de los contaminantes de referencia de la calidad del aire que afecta a la salud: elimina casi el 100% en emisiones NO2 y el 96% de partículas volátiles PM.

 Prioridad en la circulación y aparcamiento en situaciones de restricciones de tráfico por contaminación.

 Reducción de emisiones de dióxido de carbono (CO2) hasta en un 30%.

 No contiene plomo ni trazas de metales pesados. No emite dióxido de azufre (SO2)

 Un 50% menos de emisión sonora y vibraciones de los motores de gas natural frente a los motores tipo diésel.

Ahorro con gas natural

Beneficios

económicos

 Ahorro en el coste del combustible, por kilómetro recorrido, entre el 25% respecto diésel y el 50% respecto gasolina.

 Kilómetros que se recorren con 20€: 275 km con gasolina, 375 km con diésel y 555 km con gas natural.

 Reducción del coste por estacionamiento en zonas reguladas habituales.

 Reducción del importe del impuesto de vehículos.

 Reducción de los peajes de las autopistas.