¿Qué es la aerotermia a gas? 

Aerotermia gas natural Aerotermia

La aerotermia es un sistema de calefacción que usa el aire como fuente de energía. Aprovecha el aire para obtener calefacción: la bomba de calor absorbe y recupera la energía, el calor absorbido entra en el sistema de calefacción de la vivienda y evapora el gas refrigerante que contiene.

Es un sistema muy polivalente, porque se puede usar en verano para aire acondicionado y en invierno para calor. Además, produce agua caliente sanitaria en ambos casos. 

Como hemos expuesto, la incorporación de la aerotermia es una buena inversión debido a sus muchos usos. La bomba de calor más común en este sistema es la eléctrica, pese a que no es la más rentable, ni la que ofrece más ventajas

Ventajas de la aerotermia a gas natural 

Las bombas de calor pueden funcionar a gas natural y producir más ahorros a los usuarios finales. Por eso conviene preguntarse si es mejor una aerotermia eléctrica o de gas.  

La aerotermia de gas une lo mejor de los dos sistemas 

  • Aprovecha la energía contenida en el aire y consume la energía de suministro continuo más económica del mercado. 
  • Optimiza al máximo el rendimiento energético y económico en los tres servicios básicos de una vivienda  

Marcas punteras han apostado por las bombas de calor a gas. Estas bombas son mucho más eficientes. Su éxito reside en que aprovechan la temperatura de los humos de la combustión y la refrigeración del motor como forma de generar más rendimiento y eficiencia en la máquina. Esto puede llegar a suponer tener el agua caliente sanitaria gratuita 

Otra ventaja importante es el ahorro. Con el sistema de aerotermia a gas natural, nos ahorramos mantener una potencia eléctrica contratada alta, cosa que puede resultar interesante tanto para el promotor como para el usuario final.  

¿Qué es mejor: la aerotermia eléctrica o la aerotermia a gas natural? 

Muchas veces pensamos que la aerotermia eléctrica es la única opción a nuestra promoción para cumplir con el actual código técnico y, no siempre la solución todo eléctrica cumple con el rendimiento (SCOP) necesario para cumplir con la norma. Es por eso por lo que debemos de sopesar más opciones para nuestro edificio sea mejor y más económico para el usuario final. 

Dejar un edificio con una única fuente de energía de la cual depender es una losa que dejamos y puede convertirse en un problema a corto plazo 

Por ejemplo, podemos recordar el caso del temporal Filomena, cuando muchas bombas de calor no pudieron funcionar o bajaron su rendimiento debido a las bajas temperaturas: estas situaciones derivan en unas consecuencias económicas, no solo en la factura de la luz como también en la vida útil de la máquina.  

Los rendimientos de estas máquinas se calculan en ensayos de laboratorio conforme a las altitudes de referencia de cada zona climática, que en ocasiones no corresponde con la realidad ya que dentro de una misma zona climática hay diferencias de altitudes

Es por eso por lo que un sistema hibrido entre el gas y la electricidad es la mejor solución para garantizar el suministro, el ahorro económico de nuestro cliente final y sobre todo el cumplimiento de la normativa vigente, ajustando nuestro presupuesto para la construcción. 

Aerotermia gas natural