Requisitos para instalar gas natural en tu hogar

Hogar

Cuando nos disponemos a contratar gas natural en una vivienda, es común que surjan muchas dudas respecto al proceso: ¿Cuál es el primer paso que dar?, ¿está mi casa adaptada para la instalación?, ¿qué tipo de instalación necesito?… No son pocas las dudas que pueden surgir, y la desinformación puede ser una fuente de dudas. En este post, te explicaremos todo sobre la instalación de gas natural.

¿Cuál es el proceso?

Aunque parezca obvio, si tu domicilio no dispone de red de distribución, lo primero es que la red de gas natural llegué hasta tu casa. Para eso, debes contactar con la empresa instaladora autorizada, solicitar la conexión a la red de gas natural y aceptar sus condiciones.

Una vez terminada la conexión de gas natural a tu edificio, procederemos a la instalación de gas dentro del hogar. Esta debe ser realizada por un instalador autorizado, quien, al finalizarla, entregará la documentación correspondiente para poder conectar tu vivienda a la red de gas natural.

Cuando la instalación dentro de tu hogar esté ya conectada y funcional, deberás gestionar el contrato de suministro con una empresa comercializadora, que es de tu propia elección, que se encargará de hacerte llegar el suministro de gas natural a tu domicilio, usando el sistema gasista instalado por Nedgia.

En cuanto hayas encontrado el mejor contrato de suministro para ti, solo faltará la visita de nuestro técnico para colocar el contador y hacer la puesta en gas. Su función será comprobar que la instalación cumple la normativa vigente, colocará el contador de gas natural y hará la puesta en servicio.

Terminado el proceso, ahora solo queda la mejor parte: ¡empezar a disfrutar del gas natural en tu casa y descubrir, de primera mano, todos sus beneficios!

¿Cuál es el mejor sitio para instalar mi caldera?

No existe “el lugar ideal” para colocar la caldera, porque no existe una misma casa. Pese a eso, debemos encontrar un lugar idóneo: dicha elección irá estrechamente relacionada con su buen funcionamiento. La ubicación debe ser óptima para la conexión con las tuberías de agua y de gas, además de tener una ventilación acorde al tamaño de la caldera.

Es recomendable ubicarla en áticos, sótanos o azoteas, para que sus dimensiones no ocupen un espacio útil en el hogar y puedan convertirse en un problema.

Sea donde sea su ubicación, el área debe ser de al menos 4 metros cuadrados y el techo debe ser superior a 2 metros y medio de altura. Además, es recomendable que sea un espacio único y exclusivo para esta.

¿Necesito el permiso de mi comunidad para la instalación?

Cuando no se trata de viviendas unifamiliares, sino de un bloque de pisos, debemos tener en cuenta el artículo 12 de la Ley de Propiedad Horizontal para nuevos suministros energéticos: es necesaria la aprobación por parte de un tercio de la comunidad de vecinos, siendo estos propietarios.

Los propietarios a favor, si cumplen la cuota, pueden instalar la Instalación Receptora Común (IRC) de gas natural en el edificio. La Instalación Receptora Individual (IRI), en cambio, la decidirá cada vecino. Es decir: si se vota expresamente en contra de la instalación de gas natural en el edificio, no se tendrá que abonar el coste de la instalación ni el mantenimiento, pero tampoco se podrá hacer uso de la instalación.

Si más adelante se solicita el uso, se deberá pagar el importe que hubiese correspondido, actualizado y aplicando el interés legal que toque. En caso de fuga o avería, solo los vecinos que votasen a favor y hagan uso deberán abonar la reparación. En ninguna circunstancia podrán obligar al resto de vecinos a ser partícipes de la derrama.

¿Qué documentación pueden pedirme para la instalación?

Con tal de realizar el alta de gas, la empresa distribuidora de gas natural te solicitará la documentación necesaria, tanto tuya como de tu domicilio. Los documentos serán los siguientes:

  • Documentación del usuario: El nombre completo del que será el titular y su DNI.
  • Datos de contacto: Teléfono de contacto, para hacer las comunicaciones durante el proceso y posteriores.
  • Dirección exacta del domicilio: Donde se hará la instalación completa. Cuando ya tengamos la caldera, nos proporcionarán un número CUPS, que servirá para identificar tu suministro de gas de manera específica.
  • Tipo de vivienda: ¿Residencial o negocio? ¿Vivienda unifamiliar, o común?
  • Confirmación de si hay gas natural en el edificio: Para saber si se necesita instalación en el hogar, en todo el bloque, o solo se debe dar de alta.

¿Qué especificaciones técnicas (para la instalación) debe tener mi hogar?

La instalación del gas es un proceso que requiere de mucho cuidado e implica conocimiento y experiencia por parte de aquella persona que se encargará de realizarlo. Ante cualquier duda, siempre consulta con tu instalador: él podrá darte información y especificaciones más acordes y detalladas conociendo tu caso. Como regla general, tu casa debería tener:

  • Anchura mínima en la puerta de acceso: la anchura de la puerta que da a la habitación de tu caldera debe ser de un mínimo de 80 centímetros.
  • Ventilación adecuada para la habitación: La ventilación del espacio donde tendrás la caldera instalada debe ser suficiente y segura. El tamaño de los orificios para que entre aire exterior debe tener, al menos, un área de 8 centímetros cuadrados por potencia de caldera. Para una correcta ventilación, es común instalar rejillas hacia el exterior, una cerca del suelo y otra cerca del techo. Así, el aire y los gases se evacuan por esas vías y evitamos olores, humos y humedades.
  • Condiciones óptimas de las tuberías: Se trata de uno de los requisitos más importantes, porque servirán para la salida del humo. Generalmente, deben colocarse en paralelo a 3 cm entre sí y 1 cm de otras conducciones. Estas deben estar en muy buenas condiciones, además de contar con los diámetros requeridos según caldera. Deben ser resistentes, con tal de cumplir sus funciones de manera eficiente: trasladar el agua caliente, entrada y salida de la calefacción y del gas.

¿Qué tipos de calderas existen? ¿Cuál encaja más con mi hogar?

Al hacer una acometida de gas y conectar nuestra casa a la red, también deberemos instalar una caldera en nuestro domicilio. Con tal de acertar, es necesario encontrar una caldera con una potencia adecuada a nuestra vivienda y una eficiencia alta.

Existen 4 tipos de calderas:

  • Caldera atmosférica: Este tipo de calderas utilizan el oxígeno de la estancia para realizar la combustión. Se trata de calderas menos eficientes y seguras y más contaminantes. Este tipo de calderas están prohibidas en Europa, así que ya no se usan.
  • Caldera estanca: Estas tienen una cámara herméticamente cerrada donde ocurre la combustión. Son calderas bitubo: por un conducto se recoge el aire exterior con un sistema de absorción y por el otro, se extraen y eliminan los gases tóxicos, con una tubería de ventilación. Son calderas muy seguras y eficientes.
  • Caldera “Bajo NOx”: Esta caldera es un tipo de caldera estanca, diferenciada por su eficiencia y buena gestión de las emisiones de dióxido de nitrógeno. Si buscas reducir los gases contaminantes, es la caldera perfecta para cumplir con las normativas de ecología y cuidado del medio ambiente.
  • Caldera de condensación: Es también un tipo de caldera estanca, y se trata de la más eficiente de todas y la más recomendada. Esta caldera aprovecha y reutiliza el calor generado por el agua al vaporizarse. Gracias a eso, puede funcionar con agua a baja temperatura.

Entonces, ¿en qué características nos tenemos que fijar durante la búsqueda de nuestra caldera de gas? A grandes rasgos, debemos buscar una caldera que nos ofrezca un mejor rendimiento, una mayor eficiencia energética estacional, una potencia sonora más baja, la mejor producción de agua caliente según el caudal específico y tenga una calificación energética más alta.

En Nedgia, sabemos que nadie nace sabiendo. Si te surgen dudas durante tu proceso de contratación e instalación de gas natural, la mejor opción siempre es consultarlo con un profesional del campo. Consúltanos tus dudas a través de nuestro formulario de contacto, instala el gas natural en tu casa y pásate al confort total.