Papel clave en el proceso de descarbonización

El gas renovable es un factor determinante en el proceso de descarbonización del sector energético. Este gas es totalmente intercambiable por el gas natural clásico y puede distribuirse a través de la infraestructura de gas natural existente en todo el país para emplearse en las mismas aplicaciones energéticas en hogares, industrias, comercios y también la movilidad.

¿Qué es el gas renovable?

El gas renovable se genera a partir de residuos y puede emplearse de la misma forma que el gas natural. Por eso fomenta la economía circular, gestionando mejor los residuos para conseguir energía libre de emisiones de CO2.

Conoce las principales características de los gases renovables

¿Cómo se obtiene?

El gas renovable se obtiene a partir del tratamiento de nuestra basura, los residuos urbanos, la depuración de las aguas residuales de alcantarillados, y residuos agrícolas, ganaderos y de la industria agroalimentaria. Ayuda a reducir el impacto medioambiental que tendrían todos estos residuos si no se tratasen.

¿Cómo se distribuye?

El gas renovable puede inyectarse de forma sencilla en las redes de distribución de gas ya existentes que llegan a los consumidores finales (domésticos, industriales, empresas…). Puede consumirse para los mismos usos que el gas natural, como por ejemplo, en sistemas de climatización con el uso de calentadores, calderas o en soluciones de aerotermia a gas.

Reducción de emisiones

Debido a su origen, el gas renovable es un combustible con emisiones neutras de CO2, por lo que contribuye a evitar el calentamiento global de nuestro planeta. Además, ayuda a mejorar la calidad del aire que respiramos, ya que no emite contaminantes locales como partículas sólidas ni SOx, y prácticamente no emite NOx.

Impulsor de la economía local

La producción de gas renovable genera sinergias con la agricultura, la ganadería y la industria agroalimentaria. Apoya el desarrollo rural, promoviendo la creación de empleo local y mejorando la gestión medioambiental de sus residuos. Además, al ser una energía producida a nivel local, sustituye a la que se importa, reduciendo la dependencia energética del exterior.

Proyectos

Planta Elena

Localización: Cerdanyola del Vallés, Barcelona

Cerdanyola

Esta planta de gas renovable, situada en el Parc de l’Alba, junto al vertedero de residuos Elena, ha supuesto un hito: ha sido la primera inyección de gas renovable procedente de vertedero en la red de distribución de gas de España. No solo eso, sino que permitirá un aprovechamiento energético, contribuirá a la economía circular y es un claro reflejo de nuestro apoyo a la producción local de energía.

Con esta instalación, demostramos nuestra capacidad para llevar a cabo este tipo de proyectos gracias a la fortaleza de nuestra red de distribución, que está preparada para distribuir gases renovables por las inversiones realizadas en los últimos años, la infraestructura gasista existente en España y su contribución a la seguridad del suministro.

  • Producirá 15 GWh/año de biometano, equivalente al consumo anual de 3.000 hogares.
  • Evitará la emisión a la atmósfera de 3.000 toneladas de CO2/año, equivalente a plantar unos 6.255 árboles.
  • Parte del gas que se inyectará en nuestra red se utilizará para ser suministrado como combustible a vehículos.

Edar de Bens

Localización: La Coruña

La empresa pública Edar Bens SA se encarga de depurar las aguas residuales de los ayuntamientos en A Coruña y marca también un hito: en 2016, se puso en marcha la iniciativa para instalar la primera Unidad Mixta de Gas Renovable. Con esta unidad se incrementa la eficacia del uso del biometano, obtenido portratamiento de las aguas residuales urbanas y con el objetivo de alcanzar el 100% de generación de energía útil.

Como la compañía ya utilizaba el biometano en sus propias instalaciones, nos unimos a ellos para inyectar el biometano en la red de gas natural y conseguir aprovecharlo de manera más eficiente.

  • Producirá 5 GWh/año de biometano, equivalente al consumo anual de 1.000 hogares.
  • Evitará la emisión a la atmósfera de 1.000 toneladas de CO2/año, equivalente a plantar unos 2.085 árboles.

Planta UNUE

Localización: Burgos

La planta de biogás del proyecto UNUE, situada en el predio de Biogasnalia, es la primera planta de España que inyecta biometano procedente de residuos agroalimentarios. Recibe hasta 90 toneladas diarias de residuos de diversas industrias alimentarias y agroalimentarias. El proceso de la planta de biogás a la de biometano posibilita la continuidad y fluidez de la producción, sin paradas, ni pérdidas.

  • Producirá 25 GWh/año de biometano, equivalente al consumo anual de 5.000 hogares.
  • Evitará la emisión a la atmósfera de 5.000 toneladas de CO2/año, equivalente a plantar unos 10.425 árboles.

Torre Santamaría

Localización: Vallfogona de Balaguer, Lleida

Imagen de la Planta Torre Santamaría en Vallfogona de Balaguer, Lleida.

En estas instalaciones se produce biogás a partir de los residuos orgánicos generados por las vacas, marcando otro hito: es la primera que usa residuos orgánicos generados por animales. Estos residuos son enriquecidos tras un proceso de descomposición y de enriquecimiento para convertirlo en gas renovable.

Es un ejemplo muy bueno de economía sostenible, economía circular y de uso de un muy abundante residuo, cuya abundancia puede desembocar en problemática. Gracias a esta planta, nos aseguramos que este recurso sea una oportunidad.

  • Producirá 30 GWh/año de biometano, equivalente al consumo anual de 6.000 hogares.
  • Evitará la emisión a la atmósfera de 6.000 toneladas de CO2/año, equivalente a plantar unos 12.510 árboles.